Ébola y mentiras institucionales: The spanish way

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha afirmado este miércoles que el futuro del hospital Carlos III “está perfectamente definido” y se convertirá en un centro de media y larga estancia.   [ . . . ]   El consejero ha detallado que el ingreso de Pajares en el Carlos III se decidió por “razones de evitar alarma social” ante el primer caso de ébola y porque las circunstancias propias del verano, con descenso de demanda asistencial, lo permitían.

Pues va a ser que no. O sea, incluso sin entrar en los múltiples debates que todo este asunto ha generado en los medios (sobre irresponsabilidades que ya existían y que a dichos medios hasta ahora parecían importarles un carajo), incluso limitándonos a las sencillas declaraciones del Consejero, incluso así… todo mentira, todo falso, todo equivocado, todo salvar el culo, todo colgarse medallas huecas, todo medrar a costa de poner en peligro a los ciudadanos.

Es mentira que se esté controlando analíticamente al personal que ha estado implicado en al caso de Ébola. De hecho, ni siquiera se les ha controlado no-analíticamente. Es más, han estado rotando en otras actividades del propio CarlosIII e incluso de LaPaz al mismo tiempo que hacían turnos con el paciente de Ébola, sin que nadie les controlase de ninguna forma. Han salido de la 6ª planta del CarlosIII, directos del caso de Ébola, y han entrado al día siguiente en la UCI de LaPaz, llena de personas inmunodeprimidas, para volver a la 6ª planta del CarlosIII un día más tarde. No existe un equipo de trabajo que se haya dedicado en exclusiva al paciente de Ébola y no ha habido ese exhaustivo y fantástico control de personal que nos quieren vender. De hecho, ahora mismo, en este preciso momento, hay personal no-sanitario muy preocupado porque no saben qué hacer con el material que había dentro de la habitación de aislamiento (teléfono, cámaras, etc) y nadie les ha dado instrucciones al respecto. ¿Contención? ¿Cuarentena? ¿Para qué, pudiendo mentir al respecto?  El Consejero miente.

Y también miente respecto a los motivos por los que se decidió ingresar al paciente de Ébola en el CarlosIII; no fue para tranquilizar a la opinión pública ni por que estemos en verano o en el País de Oz, se debió a algunos de los motivos por los que el CarlosIII había sido siempre el destino preferido para estos casos… y porque a última hora las Autoridades Sanitarias decidieron hacer caso a los profesionales. En un principio se le iba a ingresar en LaPaz, dado que el CarlosIII estaba ya en una fase muy avanzada del proceso de desmantelamiento y LaPaz había pasado a ser el centro de referencia de epidemias, así que se preparó todo en la planta 7ª de LaPaz para recibir al paciente, pero las quejas lógicas de los profesionales y de los expertos consiguieron, a última hora y de forma improvisada, que la descerebrada Consejería y la microcefálica gerencia de LaPaz decidieran ingresar al paciente en el CarlosIII. ¿Por qué? ¿Para evitar alarma social? ¿Porque es verano y desciende la carga asistencial (¿y esto qué coño tendrá que ver con la alerta?, podríamos preguntarnos si quisieramos enloquecer)? Pues no, más sencillo; porque es un hospital pequeño, no tiene area asignada y posee habitaciones de aislamiento (con presión negativa de regalo), que es parte de los motivos por los que siempre se le había preferido para estos menesteres, ya que, en caso de que se hiciera necesaria una cuarentena severa de contención, no es lo mismo vaciar y aislar el CarlosIII que vaciar y aislar un hospital descomunal como LaPaz en el que, además, dejas sin hospital de referencia a todo el Area Norte de Madrid. Por no mencionar lo gilipollas que resulta arriesgarse a comprometer con un virus así a un hopital con tantos pacientes dentro de él, con toda su actividad y todas sus instalaciones. ¿Motivos reales? ¿Quién los necesita pudiendo decir tonterías absurdas? Desde luego, el Consejero de Sanidad no.

Recalquemos todo esto para que quede claro; no se trata de que los responsables de Sanidad se estén equivocando en sus declaraciones y aseveraciones, es que nos están mintiendo como bellacos, a sabiendas.

Conseguir que los responsables de nuestra Sanidad, todos ellos cargos políticos, nos digan la verdad sobre cualquier tema es mucho más difícil que algo relacionado con un camello, un ojo y una aguja, que nadie lo dude. Pero, en un caso así, no sólo nos mienten; además lo hacen sobre temas que pueden poner en peligro a nuestros hijos, hermanos amigos. Esta vez no sólo consiste en colgarse medallas y salir guapo en las fotos, esta vez es criminal.

Y todo esto sin siquiera entrar de refilón en el debate sobre lo humanitario que resulta repatriar (al menos esta vez) a un ciudadano necesitado y lo descabelladamente irresponsable que resulta a nivel epidemiológico.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A bofetones, Hospital Carlos III, Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Ébola y mentiras institucionales: The spanish way

  1. vijimenfe dijo:

    ¿Pero esto se ha puesto en conocimiento de los medios de comunicación??

  2. Pingback: Revista de Prensa LVDH monográfica Ebola (continuación) « LA VOZ DEL HULP

  3. Pingback: Publicación del mes de agosto Hospital Carlos III en lucha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s