El diario El Mundo se equivoca en la elección del titular

A pesar de que la página de la noticia en sí lleva como titular “Nueva denuncia por ensayos clínicos ilegales en el Carlos III“, la página principal de la versión digital del diario ha mantenido durante toda la mañana el engañoso titular “Nueva denuncia contra el Hospital Carlos III de Madrid por ensayos clínicos ilegales“, lo cual es justamente lo opuesto a la verdad, puesto que, no sólo no hay ninguna denuncia contra el hospital, sino que es el propio hospital (cuyos trabajadores y directivos están más que hartos de ver cómo una reyerta entre la Consejería y un investigador pone en peligro a todo el hospital y a sus pacientes) el que ha puesto en manos de la fiscalía la denuncia contra el investigador que presuntamente ha cometido los delitos. Por vía penal, recordemos.

En un artículo correcto pero quizá demasiado aséptico (al que se le podría reprochar la ausencia de información sobre la “crucial” comparecencia preliminar del doctor Soriano ante una inspectora externa de ensayos clínicos que al parecer desmontó sin demasiados problemas la vaporosa defensa del investigador, así como cierta falta de mención al delito de suplantación de identidad en el que se incurriría con la supuesta falsificación de la firma del secretario del comité ético), el diario El Mundo parece no mostrar demasiado interés en la posible relación existente entre los presuntos delitos reiterados del investigador y el deseo de la Consejería de desmantelar el hospital, dejando así un poco “vendidos” y erroneamente afeados ante sus lectores tanto a la dirección del hospital como a sus trabajadores, cuyo único deseo es que se cumplan los protocolos y se aclare todo cuanto antes, como demuestra el hecho de que se haya llevado a la fiscalía todo el asunto sin demora para demostrar que la Sanidad Pública, lejos de barrer la mierda bajo la alfombra, se esfuerza en sanear sus propios problemas a pesar de lo que puedan decir Consejeros y Consejerías.

Llama la atención, sin embargo (o, quizá, precisamente por eso), el silencio de la propia Consejería de Sanidad respecto a todo el asunto, que se está limitando a responder a las demandas de información con un comunicado oficial a través del portavoz del centro en lugar de defenderse de las acusaciones que el doctor Soriano ha realizado contra ella. ¿Pretende la Consejería pasar de puntillas sobre el problema para evitar preguntas incómodas de los medios sobre sus verdaderos motivos desmanteladores? ¿Tiene intención la Consejería de traicionar y abandonar a los trabajadores del hospital e incluso a su dirección en este asunto?

O, quizá, ¿estamos asistiendo de nuevo a otra de las misteriosas “manos negras” que al parecer siempre consiguen proteger al investigador del OPUS en su conflicto sostenido con la Consejería? ¿Destruirá la Consejería el hospital y todo lo que eso supone tan sólo para dehacerse de una persona incómoda?

Pablo Villaseñor
Informática. H. Carlos III

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A bofetones, Hospital Carlos III, Sanidad Pública y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s