¿Matar a un hospital para herir a un ego? ¡Sí se puede!

Cómo hacerte un investigador intocable

  1. Publica un folleto defendiendo la abstinencia sexual como el método definitivo para frenar enfermedades víricas, pero asegúrate de que parezca que lo ha escrito alguna organización de acreditada solvencia científica (como, por ejemplo, el Opus Dei), y después reparte dicho folleto en una consulta médica para dotarle de una mayor credibilidad.
  2. Si te ves obligado a ofrecer un consentimiento informado a los pacientes que van a ser sujetos de tus ensayos con medicamentos, asegúrate de que no tienes la aprobación del Comité Ético de Investigación ni de la Agencia Española del Medicamento (Ministerio de Sanidad), o incluso de que no la pides (para qué andarse con tonterías), pero lo mejor es, definitivamente, no informar al paciente de que estás experimentando con él; ¿acaso entiende de farmacodinámica? Pues eso. Y si te juzgan y te sancionan, recurre la multa que para eso está la ridícula y lenta Justicia Terrenal.
  3. Si un laboratorio te ofrece un montón de dinero por realizar un ensayo con sus medicamentos y tú tienes la impresión de que el Comité Ético de Investigación no te lo va a poner fácil, bueno… en el fondo no es más que un papel con garabatos, ¿no? Un maldito invento de Satanás eso de los Comités Éticos; nada que no se pueda purgar con un cilicio.
  4. Paséate por todas partes como si no hubieras hecho nada malo, como si fueras El Elegido, como si estuvieras por encima de las acusaciones paganas y de las reglas terrenales, como si no tuvieras nada que ocultar o, mejor aún, como si pudieras ocultarle cualquier cosa al mismísimo Dios.
  5. Acusa tú, amenaza tú. Quién esté libre de pecado…

Cómo deshacerte de un investigador intocable

  1. Asegúrate de que nadie, en ninguna parte, querrá rescatar al investigador si le echas por la borda. Esto es básico… y a menudo fácil, porque los investigadores intocables suelen ser también insufribles.
  2. Intenta experimentalmente con unas cuantas collejas y varios bofetones usando la cadena de mando. Puede que tengas que renovar la cadena de mando si no sale bien, pero así es la vida del dedófilo, y a cambio obtienes una valiosa información sobre sus poderes defensivos y también sobre tus propias limitaciones como gestor y como atacante.
  3. Anuncia públicamente que necesitas un lugar donde dar digna acogida a los pobres enfermos de tipo X (siendo X cualquier cosa que no encaje con el investigador intocable) y que, casualmente, mira por dónde, el lugar donde el investigador intocable se dedica a cacharrear más allá del bien y del mal es perfecto para este cometido. Quizá le escuches lloriquear un poco en algún medio de información, pero tú ni caso.
  4. Procede a reconvertir (que viene a ser como ‘desmantelar’ pero en un idioma externalizado) todo el lugar, aunque tengas que destruir puestos de trabajo, proyectos levantados durante años, equipos de profesionales muy especializados, infraestructuras carísimas, lo que haga falta. Se llama “pescar con dinamita”. Si ya hace siglos Herodes podía intentarlo, ¿por qué no vas a poder tú que eres el ogro filantrópico de la fatal arrogancia? Es cierto que esta forma de pescar tiene un coste muy alto, sobre todo para los miles de peces que no tienen nada que ver en el asunto, pero… para algo tenía que servir carecer de conciencia, ¿no?
  5. Sonríe. Si te ha salido bien, te habrás deshecho del investigador intocable (o, al menos, le tendrás flotando en un limbo burocrático donde no moleste). También te habrás deshecho de mucha otra gente que no tenía culpa de nada, pero es un precio que estás dispuesto a pagar (con dinero de otros, claro) para que no se note tu incompetencia como gestor.

Pablo Villaseñor
Informática H. Carlos III

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A bofetones, Hospital Carlos III, Sanidad Pública. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Matar a un hospital para herir a un ego? ¡Sí se puede!

  1. Pilar Ontivero dijo:

    Buenisimo Pablo ¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s