Las burdas armas dialécticas de los privatizadófilos: Retórica barata y adjetivos polítizantes

María Isabel Serrano publica en ABC un artículo de opinión (muy personal) en el que pretende, para variar, desviar la atención de lo que importa. Según ella, el debate sobre si Afem es o no es un sindicato resulta crucial en este momento en el que el Gobierno de Madrid pretende entregar la gestión de nuestros hospitales a empresas privadas que buscan el lucro en lugar de la salud. Y también parece ser importantísmo que uno de los miembros de Afem compagine su labor en la Sanidad Pública y Privada, como si eso deslegitimase a dicho médico y, por lo tanto, también a la defensa que hace ese médico de mantener la Sanidad Pública en manos públicas.

Sinceramente, María Isabel, nos importa más bien poco que Afem sea un sindicato o no; la inmensa mayoría de los que nos estamos movilizando y la inmensa mayoría de los que estamos haciendo huelga no pertenecemos a ningún sindicato, se llame Afem o no. Es más, la inmensa mayoría de los médicos que se están movilizando y haciendo huelga no están sindicados, porque nunca han sido un colectivo propenso a ello. ¿Quieres llamar “sindicato” a Afem porque puede convocar huelgas? No te cortes, María Isabel, desde que la Viceconsejera de Sanidad le dijo a nuestra junta técnico-asistencial que aceptaba “pulpo” cuando ignoró despectivamente las propuestas que le intentaron mostrar, nosotros también aceptamos “pulpo” para casi todo.

Respecto al hecho de que un médico de Afem compagine su trabajo en la Sanidad Pública y en la Privada, tenemos que confesarte que no sabemos cuál es la relevancia de dicho “notición”. Muchos médicos madrileños trabajan en la empresa privada y, sin embargo, defienden la continuidad de la sanidad pública, gratuita y universal. ¿Acaso es delito pensar que la salud es un derecho de todos, incluso de los que no se pueden pagar un seguro privado? ¿Acaso alguien en estas movilizaciones se ha manifestado en contra de la existencia de la Sanidad Privada? No te confundas, María Isabel, lo que todos nosotros exigimos no es que desaparezca la Sanidad Privada, sino que no se privatice la Sanidad Pública. Y si piensas que deslegitimando al mensajero (aunque no veo cómo esto podría hacerlo) vas a deslegitimar el mensaje, entonces, además de hacer retórica barata, estás mensopreciando la inteligencia de todos los ciudadanos.

PD: Nosotros también podemos utilizar las negritas para enfatizar, que lo sepas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A bofetones, Sanidad Pública y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s