Rehacer por completo el modelo sanitario en tiempo de crisis no refleja el deseo de ahorrar – Una breve reflexión

Resulta difícil pensar que el modelo privatizado de Sanidad pueda ser más barato o incluso igual de caro que el público, ya que, partiendo del mismo presupuesto, además de cubrir las mismas necesidades habría que obtener beneficios para la empresa concesionaria, cosa que sólo podría ocurrir si A) se recorta mucho personal y muchas prestaciones o si B) los gestores privados fueran mucho mejores que los gestores públicos (la propia Consejería de Sanidad, en este caso). El segunda caso (B) es contradictorio en sí mismo, pues implica que la Consejería de Sanidad sería una muy mala gestora incapaz de tomar buenas decisiones sobre Sanidad y, por lo tanto, su misma decisión de ceder el control a la gestión privada tendría que ser inevitablemente mala. Pero, incluso aunque aceptásemos la premisa de que el modelo privatizado no fuera más caro, eso no tendría por qué significar que nos interese dejar la gestión de un derecho y un servicio tan crucial en manos privadas. Y, desde luego, a todo el mundo debería resultarle evidente que una situación de crisis jamás sería el momento adecuado para iniciar semejante transformación de algo tan grande y vital como el Sistema Sanitario Público, ya que resultaría un proceso muy caro en sí mismo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A bofetones, Sanidad Pública y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s