Algunas respuestas que se están dando a lectores de medios on-line

Lo que más gracia me hace es que cuando se crearon estos hospitales hubo gente que organizó la misma que ahora porque no hacian falta y eran privados… y ahora hacen mucha falta y además son puboicos y van a ser privados???? esto no hay quien lo entienda. A mí, que me atienda un médico- funcionario o no- y que me atienda bien.

Lo que asusta no son tanto esos hospitales en sí, que son de personal sanitario público y gestión privada (y muy costosos para todos los ciudadanos, por mucho que maquillen las cifras), como todo lo que viene después. Asustan los rescates económicos que se nos vendrán encima cuando las empresas privadas que los gestionen empiecen a tener pérdidas, como ya pasó en Alzira. Asustan las condiciones en las que se van a tratar los trasplantes y las enfermedades menos rentables cuando queden pocos hospitales totalmente públicos a los que derivarlas. Asusta el dineral que nos va a costar a todos desmantelar y reconvertir hospitales de referencia en determinadas especialidades (que no son tan rentabilizables para la gestión privada) en hospitales menos “complicados”. Asusta lo que se va a perder en Investigación y Docencia (que es una parte importante de lo que hace “parecer” más caros a los hospitales totalmente públicos). Asustan muchas cosas, y sobre todas ellas asusta que la Consejería haga todo esto que quiere hacer sin haber consultado a los profesionales y sin mostrar estudios serios que avalen los cambios. Hay cosas que no se deberían tocar sin tener una seguridad científica demostrable de que es para mejor (como ya descubrieron los británicos cuando perdieron su Sanidad Pública), especialmente si son un bien y un derecho básico de todos los ciudadanos, y más aún cuando nos cuestan a todos una parte tan importante de nuestros impuestos. A mí, personalmente, me asusta.

Yo defiendo una sanidad pública de calidad pero hoy por hoy me pago un seguro privado porque considero que cuidar la salud es lo primero y la sanidad pública, siendo buena, está bastante masificada y no es todo lo eficiente que debiera.Dicho esto, no entiendo muy bien esa manía que la gente le tiene a la sanidad privada. Se le critica que sea un negocio… ¿y qué?. Que un profesional gane dinero por hacer bien su trabajo no tiene nada de malo y precisamente el hacerlo bien es el primer objetivo, si los hospitales privados hiciesen mal su trabajo no tendrían clientes, la gente paga y exige calidad o si no, no paga.El problema de todo lo público en general es que no se gestiona bien. Existe la convicción de que “el dinero público no es de nadie” y por consiguiente se derrocha y no se vigila la productividad. La gente suele poner a parir a los funcionarios pero luego no quiere oir hablar de gestión privada. Si la gestión privada de nuestros servicios públicos supone más profesionalidad, más control y más productividad y encima nos sale más barato, no es una opción desdeñable. Yo comprendo que a los que trabajan en sitios públicos les horroriza que les controlen bajo criterios de empresa privada, pero si es para mejorar, ¿por qué no?. Mi experiencia con la sanidad privada es inmejorable.

Estas protestas no van contra la Sanidad Privada, sino contra la privatización de la Sanidad Pública. Tienes razón en que la Pública está masificada y mal gestionada, pero el Gobierno de Madrid no debería solucionarlo deshaciéndose de algo que nos pertenece a todos, sino gestionándolo mejor y derrochando menos en proyectos que salen más caros de lo que deberían (curiosamente llenos de contratas “externalizadas”). Puede que desde la Privada esto se gestione mejor y puede que no, pero ese “puede que no”, en algo como la Sanidad, es más que suficiente como para que lo consulten y lo analicen mucho más de lo que lo han hecho, porque no olvidemos que las empresas privadas (los bancos lo son, por ejemplo) también sufren a veces gestiones desastrosas. Imagina eso en Sanidad… o no, no lo imagines, mira el hospital de Alzira y los millones de euros que costó a Valencia “rescatar” ese desastre. El problema es que en cuanto se ponga la Sanidad en manos de empresas privadas se perderá transparencia y control sobre ella desde las instituciones públicas.

El trabajador que lo esté haciendo bien, no tiene nada que temer de la privatización de la gestión, que los gestores y los propios pacientes agradecerán. El que considere que puede hacer lo que quiera porque tiene el puesto seguro al ser de gestión pública, mejor echarlo cuanto antes: nos está robando.

Con estos cambios no se van a ir los que tienen el puesto asegurado porque son funcionarios con plaza ganada en una oposición y la Consejería se va a limitar a moverlos de un hospital a otro. Se van a ir a la calle los trabajadores con contratos interinos y eventuales de lo más sangrante y abusivo, que suelen ser los jovenes que se han ido incorporando al sistema sanitario en los últimos años. Los “asegurados” que te molestan van a seguir ahí, y los que venían con ilusión no, independientemente de quién lo esté haciendo bien y quién lo esté haciendo mal. Es así de simple.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A bofetones, Sanidad Pública y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Algunas respuestas que se están dando a lectores de medios on-line

  1. federico dijo:

    parece que no hay manera de que la gente se entere de lo que significa “privatizar” la sanidad
    pública.En primer lugar es un bien de todos y a todos debieran consultar antes de tocarlo (primero a los especialistas, claro). Estos que opinan que es mas eficiente lo privado, que le pregunten a Esperanza Aguirre el porqué se trata en lo público. Siempre la maldita imagen del funcionario tras la ventanilla: si no se la aplicamos al bombero porqué al médico? Es simplemente una manera de que unos cuantos hagan negocio con lo de todos. A todos los acérrimos de lo privado les diría vale, yo quiero mi metro cuadrado de acera privado a la salida de mi casa, pero cualquiera que quiera pasar, por ejemplo a la farmacia, deberá pagarme un canon; por supuesto todos tendriamos nuestro metro de canon y ahora que me cuenten como
    conviviríamos. Algunos son hipócritas, otros simple y terriblemente estúpidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s